Compartir
New Horizons confirma su encuentro con Ultima Thule, el objeto más distante del Sistema Solar jamás explorado

New Horizons confirma su encuentro con Ultima Thule, el objeto más distante del Sistema Solar jamás explorado

Señales de la sonda New Horizons recibidas por la NASA confirmaron su encuentro con Ultima Thule, el objeto más distante en el Sistema Solar jamás visitado por una nave. Científicos de la agencia espacial estadounidense señalaron que la sonda se encuentra en una condición «saludable» tras pasar, hace pocas horas, por la roca helada.

Ultima Thule se encuentra a unos 6.500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, más allá del Sistema Solar, en un área denominada Cinturón de Kuiper.

La sonda enviará las fotos y otras observaciones en los próximos meses.

Horas de expectativa
«¡Adelante New Horizons!, exclamó el científico en jefe Alan Stern a las 05:33 GMT, el momento en el que se suponía que la sonda New Horizons hacía su acercamiento más próximo a Ultima Thule.

«Estaría engañándoles, sin embargo, si no les dijera que también estamos en ascuas esperando ver cómo resulta esto», comentó con anterioridad.

«Sólo tenemos una oportunidad para esto. Nada parecido se ha logrado antes y, como con cualquier misión como esta, hay riesgos», dijo a los periodistas.

Desde la madrugada de este 1 de enero, la New Horizons está programada para explorar de cerca el frío y misterioso cuerpo celeste.

Pero Ultima Thule estaba tan distante que la señal de confirmación tardó horas en llegar. Presumiendo que todo salga bien, las primeras imágenes cercanas saldrán el miércoles.

Ultima Thule es un término de origen griego usado por geógrafos romanos y medievales para indicar el norte lejano o un lugar «situado más allá del mundo conocido».

El término fue elegido por el público en una convocatoria de la NASA para dar nombre al objeto conocido hasta entonces como 2014 MU69 y situado a 6.500 millones de kilómetros de la Tierra.

El objeto es parte de una de las regiones más remotas y enigmáticas del Sistema Solar, un anillo de cuerpos helados que orbita el Sol y se conoce como el «Cinturón de Kuiper», en honor al astrónomo que predijo su existencia en la década del 50, Gerard Kuiper.

El anillo contiene restos de la formación de planetas y es un registro fósil del nacimiento del Sistema Solar.

Hal Weaver, científico de la misión, dijo que el diminuto cuerpo de 30 kilómetros de ancho es «probablemente el objeto más primitivo que se haya encontrado una nave, la mejor reliquia posible del Sistema Solar».

New Horizons usará por primera vez sus cámaras y detectores para obtener información directa sobre Ultima Thule y comenzará poco después a enviar esa información a la Tierra. Se aproximará al objeto a una velocidad de 14 kilómetros por segundo. Su punto de mayor cercanía fue a las 5:33 GMT de este martes, según lo proyectado.

Será una oportunidad única para estudiar no sólo las características y composición de ese objeto, sino los inicios de nuestro sistema planetario hace más de 4.500 millones de años.