Compartir
Sergio Ramos: “Ha sido desastroso y los jugadores somos los máximos responsables”

Sergio Ramos: “Ha sido desastroso y los jugadores somos los máximos responsables”

En medio de la situación más convulsa que se recuerda en el Real Madrid en la última década, Sergio Ramos ha sorprendido con una autoentrevista publicada en sus redes sociales en la que ha valorado y dado su versión sobre todo lo acontecido en la última semana en Chamartín. El capitán, que la noche del desastre europeo ante el Ajax culpó en privado a Florentino Pérez y apunto a su mala planificación como causa principal del descalabro del Madrid, ha asegurado ahora que «los jugadores» son «los máximos responsables» de la crisis del equipo. «Y yo, como capitán, el que más», zanjó. «El desarrollo de los acontecimientos en las últimas fechas ha sido desastroso y no me escondo, no nos escondemos», ha añadido.

La primera cuestión que se realizó Ramos tuvo que ver con su decisión de forzar la amarilla en el Johan Cruyff Arena minutos después de que Asensio anotara el 1-2. El camero entendió que el resultado le permitía poder ausentarse del duelo de vuelta. «¿Fue un error la amarilla en Ámsterdam?». Contestó que sí. «Fue un error de arriba abajo y lo asumo al 200%».

Aquella noche se sucedieron diferentes situaciones insólitas en el Bernabéu. Primero, la estrepitosa caída del Real ante el Ajax; segundo, la grabación de un documental por parte de Sergio Ramos en su palco privado mientras su equipo era vapuleado por el equipo holandés; y tercero, el fuerte encontronazo que mantuvieron el capitán y el presidente Pérez en el vestuario.

«¿Por qué grabaste el documental?», se pregunta Ramos en su particular cuestionario. «Hay compromisos adquiridos y no pensé ni remotamente que el partido pudiera desarrollarse así. La grabación fue decreciendo con el avance del partido», aclaró el defensa, que no relevó detalles sobre su discusión con Florentino. «¿Discutiste con el presidente?». «Las cosas de vestuario se hablan y resuelven ahí. No hay problema alguno y un solo interés de todos, el Real Madrid».

A la eliminación de la Champions, consumada días después de despedirse también de la Copa y LaLiga, y la tensa conversación con el presidente, le siguió a la mañana siguiente una charla en privado de los jugadores en Valdebebas impulsada por el propio Ramos. El capitán arengó a la plantilla y pidió explicaciones a Isco por su desplante en la tarde-noche anterior. El malagueño se ausentó de la última charla y decidió no subirse al autobús junto al resto de sus compañeros rumbo al Bernabéu para abandonar Valdebebas en su vehículo particular. «¿Les diste una charla a los compañeros e hiciste reproches? ‘En el vestuario hablamos siempre y nos motivamos de forma constructiva».

Respecto a una posible destitución de Solari, el capitán se autocontestó de manera esquiva. Ramos no respaldó la continuidad del argentino tras la goleada en Valladolid (1-4) y dejó claro que la decisión es responsabilidad exclusiva del presidente. «Es una decisión que no nos corresponde y en la que no interferimos nunca. Nosotros tenemos un enorme respeto por el puesto y apoyamos siempre al entrenador del Real Madrid», señaló.

También tuvo unas palabras para su «encontronazo» con «su hermano» Marcelo, que definió como un «pique» y una «anécdota», producto del «trabajo con tensión». Sobre su viaje a Valladolid pese a estar sancionado, dijo que «quería estar cerca» y «apoyar» a sus «compañeros».