Compartir
Qué pasará si Zuckerberg une Facebook, Instagram y WhatsApp en una sola aplicación

Qué pasará si Zuckerberg une Facebook, Instagram y WhatsApp en una sola aplicación

No es ningún secreto. Cada vez son mayores las voces que empiezan a confirmar los próximos planes de Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, con respecto a sus aplicaciones de mensajería. Según desveló recientemente «The Wall Street Journal», el joven planea integrar Messenger, Instagram y WhatsApp en una sola aplicación. El objetivo es unir bajo una misma estructura los tres servicios de mensajería principales propiedad de Facebook.

Cabe recordar que la mayor red social compró Instagram en 2012 por mil millones de dólares. Dos años después, Facebook compró WhatsApp por casi 22.000 millones de dólares. Desde entonces, Zuckerberg es el dueño de una gran parte de nuestra vida digital.

Aunque todo apunta a que la unificación no será hasta 2020, hay quienes ya apuntan a un gran daño anticompetitivo. De hecho, los defensores de la ley antimonopolio están ya lanzando las primeras advertencias de cómo influirá este nuevo movimiento.

Hay que reconocer que, cuanto menos, el plan es interesante. Tal y como recoge « Recode», Zuckerberg crearía lo que probablemente sería la red de mensajería más grande del mundo, con más de 4.000 millones de cuentas de usuarios.

La clave, ahora, es ¿qué beneficios obtendrá Facebook con esta unificación? La compañía atraviesa por una grave crisis marcada por grandes escándalos desde el estallido de Cambridge Analytica el año pasado, lo que le ha ocasionado una desaceleración del crecimiento de usuarios.

Pero Zuckerberg tendrá que resolver aún un problema mayor: cómo ganar dinero con su nueva plataforma. Facebook gana poco con Messenger y WhatsApp, de ahí que la aplicación líder de mensajería instantánea vaya a introducir anuncios, como ya sucede en Instagram y parte de Messenger. La compañía también baraja cobrar a las pequeñas empresas por el uso de WhatsApp pero la realidad es que Facebook aún no ha definido el negocio de los mensajes privados.

Por otro lado, cabe recordar que WhatsApp ya ha sido acusada de transferir datos de los usuarios hacia Facebook. En este sentido, la unión de las tres aplicaciones influirá, sin duda, en la privacidad y seguridad relacionados con el cifrado de los mismos.

De momento, WhatsApp requiere del número de teléfono del usuario para poder utilizar la «app». Instagram, sin embargo, funciona de una manera muy diferente. De hecho, cualquier puede darse de alta en la red social de fotografía incluso con un seudónimo.

La otra parte del plan tiene que ver con el cifrado. ¿Se encriptarán todos los servicios? WhatsApp ya cuenta con el cifrado «end to end» y Messenger también, aunque es opcional. La otra clave a descubrir es qué pasará con Instagram.