Compartir
Onana, uno de los ‘niños’ de Eto’o para frenar al Madrid

Onana, uno de los ‘niños’ de Eto’o para frenar al Madrid

La visita al Santiago Bernabéu de este martes será especial para varios jugadores del Ajax. Además de Frenkie de Jong, que afrontará su primer partido en el coliseo blanco sabiendo ya que la próxima temporada jugará en el Barcelona, y de De Ligt, también en la órbita blaugrana, otro de los jugadores que saltarán al verde lo hará con una motivación extra. Se trata del portero africano Andre Onana, que durante cinco años estuvo enrolado en las filas del Barça antes de fichar en 2015 por los de Ámsterdam.

Onana llegó a La Masia en 2010, procedente de su Camerún natal de la mano de la Fundación Samuel Eto´o. El club azulgrana aprovechó la figura de Eto’o para incorporar a varias de las jóvenes promesas que formaban parte de la academia del delantero camerunés, que se hizo conocida por sus participaciones en el Torneo Internacional Alevín de Arona de fútbol 7. Y Onana, que por aquel entonces acababa de cumplir 13 años, fue uno de ellos.

Durante cinco años militó en la cantera culé, alternando el Juvenil B y el A. Un periodo en el que, entre otros éxitos, se proclamó campeón de la Uefa Youth League en 2014. Sin embargo, la falta de oportunidades de ascenso en el Barça y la apuesta del club por Ter Stegen y Claudio Bravo le llevaron a buscar un nuevo equipo donde seguir con su progresión. Ahí aparecieron los siempre atentos cazatalentos del Ajax, que echaron sus redes sobre él en 2015 para ingresar en el filial. Aunque no por mucho tiempo.

La salida de Jasper Cillessen un año después, rumbo precisamente a Barcelona, y la lesión de Tim Krul, llamado a ser su sustituto, le abrieron las puertas del primer equipo y de una titularidad que no ha soltado desde entonces. Desde su debut en el primer equipo ajacied, en 2016, ha disputado 122 encuentros con los holandeses, encajando 103 goles. A sus 22 años, está ya asentado bajo los palos del histórico conjunto holandés y de la selección camerunesa, en la que su técnico, Clarence Seedorf, ha apostado por él como titular.

Reflejos y buen juego con los pies
Onana destaca por su explosividad bajo palos y sus reflejos, como demostró en los encuentros de la fase de grupos que enfrentaron al Ajax y al Bayern de Múnich, y en los que se reencontró con Thiago Alcántara, antiguo compañero en La Masia. En aquellos encuentros, Onana desquició a Robert Lewandowski con dos intervenciones espectaculares a sendos remates a bocajarro del delantero polaco, que ya celebraba unos tantos que parecían seguros. Un portero de paradas imposibles que combina esa faceta con su buen juego con los pies, trabajado en dos de las canteras que más apuestan por el juego de toque, y que le hace ser siempre una opción más a la hora de sacar el balón jugado desde atrás.

«No es el típico portero africano. Se nota que su niñez la ha pasado en Europa, porque se ha sabido adaptar a la nueva manera de jugar. Conoce el juego, y es uno más creando superioridad en la fase inicial del ataque», destaca sobre Onana el también camerunés Thomas N´Kono, exguardamenta y actual entrenador de porteros del Espanyol. «Bajo palos es muy bueno. Le falta atreverse más en las salidas por alto, en el juego aéreo, pero todavía es muy joven y seguro que mejorará ese aspecto», añade.