Compartir
Los superpoderes del agua con limón

Los superpoderes del agua con limón

Las propiedades del limón son muchas, pero al beber agua con limón (en ayunas o 30 minutos antes de las comidas) además de estar incorporando antioxidantes, vitaminas del grupo B y minerales, estamos aportando de forma natural muchas ventajas que podemos aprovechar. Recomendamos elegir limones ecológicos por sus propiedades y por sus beneficios. Para prepararlo, simplemente necesitas un vaso con unos 200 ml de agua del tiempo y el jugo de medio limón. No lo endulces. Si medio limón te resulta fuerte, empieza añadiendo menos limón y poco a poco lo vas aumentando hasta llegar al medio limón.

Entre otras muchas cosas, el agua con limón ayuda a eliminar las toxinas del organismo y esto favorece la recuperación de condiciones que se puedan padecer, como por ejemplo los dolores articulares, reuma o la gota (hiperirucemia).

Al estimular el funcionamiento del sistema inmunológico el agua con limón ayuda a prevenir infecciones y enfermedades. Algo muy beneficioso en los cambios de estación, para prevenir resfriados y gripes, infecciones de orina, etc.

Propiedades del limón
– Favorece la buena digestión de los alimentos, así se evitan digestiones pesadas y lentas, hinchazón, mal absorción de nutrientes, etc.
– Refuerza nuestro sistema inmunológico haciendo que nuestras defensas nos protejan ante bacterias y virus patógenos
– Ayuda a eliminar líquidos, debido a su acción diurética.
– Nos hace tener una piel más saludable, luminosa y con menos impurezas.
– El agua con limón nos ayuda a adelgazar.
– Combate el estreñimiento, ya que, favorece el movimiento intestinal y nos ayuda a ir al baño.
– Mejora los problemas del sistema respiratorio.
– Ayuda a alcalinizar el pH de la sangre
– Limpia el intestino delgado.
– Favorece el funcionamiento del sistema linfático, el cual se encarga de la eliminación de grasa, desechos y de patógenos.
– Depura el hígado, un órgano vital que participa en cientos de funciones en nuestro organismo.
– Nos hidrata, lo cual es imprescindible para que las células de nuestro cuerpo puedan llevar a cabo sus funciones.
– Combate el mal aliento o halitosis.