Compartir
Los alimentos infalibles que reducirán tu colesterol tras las Navidad

Los alimentos infalibles que reducirán tu colesterol tras las Navidad

No salen gratis. Las copiosas comidas de Navidad tienen su traducción en términos de salud. «Se estima que el colesterol ha podido subir un 10 por ciento en aquellas personas que han realizado excesos en las comidas navideñas, probablemente en el 50 por ciento de la población», subraya Petra Sanz, del Consejo de Expertos de la Fundación Española del Corazón (FEC).

Las fiestas navideñas que acaban de finalizar suelen ser sinónimo de comidas abundantes, un mayor consumo de alcohol y menos actividad física. También de un cambio de rutinas y hábitos. Estos excesos pueden traer consecuencias, entre ellas el aumento del colesterol, advierte la FEC, que recuerda la importancia de controlar el colesterol alto durante todo el año.

«El inicio de un nuevo año es un momento idóneo para adquirir buenos hábitos, y empezar lo antes posible es importante para conseguir nuestros objetivos», subraya la Fundación. Los expertos afirman que para comer bien y volver a los niveles adecuados de colesterol, «la clave es aprender a comprar escogiendo bien aquellos alimentos que nos ayuden a seguir una dieta cardiosaludable y coger el buen hábito para hacerlo todo el año».

Con el fin de facilitar esta tarea, la FEC ha elaborado una «Guía de compras de alimentación saludable», en la que aconseja qué incorporar a la cesta de alimentos para seguir una dieta que ayude a reducir el colesterol.

La doctora Sanz recomienda «incluir siempre frutas, verduras, hortalizas y legumbres, priorizar el pescado a la carne, incorporar también alimentos lácteos con esteroles vegetales que disminuyen el colesterol alto, frutos secos y aceite de oliva».

Dieta y tabaco
La nutricionista Susana Sánchez añade algunos criterios más: «Aprender a leer las etiquetas. Dedicar un tiempo a comprar. Llenar nuestra cesta de alimentos reales y huir de los ultraprocesados. Volver a cocinar. Aumentar el consumo de legumbres a un mínimo de tres días a la semana, siempre acompañadas de verduras y siendo la legumbre nuestro plato principal e único. Moderar el consumo de carne roja y de embutidos. Consumir diariamente fruta entera rica en fibra y con un papel saciante. Y semillas».

El doctor Miguel Ángel Prieto añade que «una medida que poco tiene que ver con la dieta consiste en abandonar el tabaco». Y puntualiza que «el cambio de año y el cumpleañosson las fechas que más se eligen para abandonar este peligroso hábito».