Compartir
Kaká se sincera en Brasil: “Mis problemas en el Madrid fueron las lesiones y Mourinho”

Kaká se sincera en Brasil: “Mis problemas en el Madrid fueron las lesiones y Mourinho”

Fue, junto a Cristiano Ronaldo, el gran fichaje del inicio de la segunda etapa de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid. Su llegada desde el AC Milán con el Balón de Oro bajo el brazo hizo soñar al Bernabéu con muchas tardes de gloria, pero Kaká no fue en la capital española el mismo jugador que habían visto en San Siro. El ex futbolista brasileño acudió al programa de su país Grande Círculo y recordó su carrera futbolista y su paso por el conjunto blanco. Tuvo palabras de cariño hacia el club, hacia Cristiano Ronaldo y a dos de los entrenadores que tuvo en Chamartín: Mourinho y Ancelotti. Aunque dejó claro que podía haber dado más si el portugués le hubiese regalado más oportunidades.

“Mi problema en el Madrid fue la continuidad. Por las lesiones y por el entrenador, Mourinho. El primer año tuve un problema en la cadera, forcé para llegar al Mundial de Sudáfrica y me lesioné en el aductor. Al terminar la Copa me operé de la rodilla y estuve seis meses de baja. Al volver a Madrid está Mourinho, me pasé tres años intentando convencerle de que podía darme oportunidades, pero era su elección. Yo era un excelente profesional”, explica el brasileño, aunque deja claro que siempre tuvo buena relación con el portugués: “En algunos momentos no estábamos de acuerdo, porque yo creía que tenía que jugar y él no, pero era desde el respeto. Jamás me rebelé y le dije que me iba, ni fui a la prensa a quejarme. Me decía que el puesto era para Özil y en ese momento el equipo era tan bueno que yo tampoco tenía más argumentos. El equipo funcionó, ganamos la Liga y llegamos a semifinales de Champions”.El que fuera ‘8’ del Madrid reconoce que no cumplió con las expectativas de su fichaje: “Estaba seguro de que sería un éxito, pero yo fui hasta donde pude, hasta el límite. Cuando llega Ancelotti, Florentino quiso renovar la plantilla y Carlo fue claro conmigo. Yo le dije que necesitaba jugar para ir al Mundial 2014 y la mejor opción fue salir”.Kaká habló sobre su relación con Cristiano Ronaldo, ahora en la Juventus: “En el día a día es un tío de diez. En el vestuario sabemos cómo es. Bromeábamos sobre lo vanidoso que es pero es un chico de diez. Cuando fuimos a hacer la pretemporada a Los Ángeles, él pedía quince móviles y los repartía entre el personal del club. Era humano. Siempre me ayudó mucho y los compañeros veían los sacrificios que hacía para poder jugar”.