Compartir
Francia es el caladero del Barcelona

Francia es el caladero del Barcelona

Francia se ha convertido en los últimos tiempos en el principal caladero del Barcelona. Con el anuncio del fichaje del jovencísimo Jean-Clair Todibo (nacido en Cayena, en la Guayana Francesa; 19 años) serán tres los centrales azulgrana de origen francés, con Umtiti y Lenglet.

Los últimos movimientos del club azulgrana en el mercado invernal certifican la necesidad de reforzar la defensa, concretamente la posición de central y especialmente en un curso en el que el técnico Ernesto Valverde ha perdido a Umtiti por lesión durante una temporada lo suficientemente larga y también a Vermaelen.

Por eso incorporó a Murillo, cedido por el Valencia y con una opción de compra por 25 millones, a finales de diciembre. El colombiano ya entró en la convocatoria de Ernesto Valverde para el último partido de Liga en Getafe.

Además, a las bajas se ha sumado la peculiaridad de que Piqué era el único central diestro de la plantilla. La llegada, el próximo mes de julio, de Todibo —central diestro de 1,89m, contundente y a la vez con buenas aptitudes para salir con el balón jugado desde atrás— corregirá ese desequilibrio.

Procedente del Toulouse, el Barça no ha tenido que pagar traspaso ya que Todibo concluye su contrato con la entidad francesa el 30 de junio. El joven futbolista, cuyas cualidades llamaron la atención de numerosos equipos que pretendieron su fichaje, por ejemplo, la Juve y el Nápoles, además del Barcelona, jugó y perdió un pulso con su club. El Toulouse dejó de contar con el jugador en noviembre como represalia por negarse a negociar la renovación de su contrato; por eso solo ha disputado 10 partidos esta temporada. Pese a todo, el central, que dice fijarse en Thiago Silva y admirar a Pirlo —en las categorías inferiores actuaba de mediocentro defensivo— marcó al inicio del presente curso su primer y único gol como profesional, el del empate a uno entre el Toulouse y el Rennes, el 30 de septiembre. Además, ha disputado dos partidos con la selección francesa sub-20.

Curiosamente, y pese a esa trayectoria, Todibo fue atropellado por un coche cuando tenía ocho años. Sufrió varias fracturas desde el peroné hasta el tobillo que estuvieron a punto de obligarle a dejar el deporte. Se formó en el FC Les Lilas 93, un club fundado en 1947 en Saint-Denis, un municipio anexo a París.

El joven francés será el 17º central que ficha el Barcelona desde Anderson, en el 2001. La inversión total en estos 18 años alcanza los 256 millones. Y de todas, solo una de las operaciones la protagonizó un defensa español: Piqué, a quien el club rescató del Manchester United por cinco millones de euros. Entre los defensas contratados, siete son franceses: Christanval, Thuram, Abidal, Mathieu, Umtiti, Lenglet y ahora Todibo.

Figuras emergentes
El fichaje de Todibo encaja con una política de fichajes que, mermada la presencia de jugadores formados en La Masia (especialmente en comparación con los últimos años), trata de encontrar figuras jóvenes y emergentes procedentes de otras ligas. Así se hizo con muchos de los fichajes recientes, algunos con más suerte que otros, todos menores de 25: jugadores como Ter Stegen (llegó al Barça con 23 años), Umtiti (con 22), Yerri Mina (con 23), Dembélé (con 20) o Lenglet (23).

La abundancia de futbolistas galos, especialmente procedentes de la Ligue 1, no es una coincidencia desde que se otorgara a Eric Abidal la responsabilidad de gestionar la dirección deportiva, por bien que a Umtiti lo hubiera traído unos años antes Robert. Con la llegada del exazulgrana al cargo —en su día ocupaba la posición de defensa central y también el carril izquierdo—, al jugador de origen camerunés e internacional con Francia, se le han sumado recientemente otros tres compatriotas: un delantero, Dembélé, y los otros dos centrales anteriormente citados.

No sorprende, por otro lado, tal abundancia, dada la proliferación de centrales franceses en las últimas temporadas. Umtiti, por ejemplo, formó con Varane (Real Madrid) la pareja de centrales mejor compenetrada de la última Copa del Mundo en Rusia, el verano del 2018. Y de esa Francia campeona surgen otros tantos defensas titulares tanto en LaLiga, con Lucas Hernández en el Atlético de Madrid o Diakhaby en el Valencia, como en otras grandes ligas europeas. Ahí están, por ejemplo, Laporte (los 65 millones de euros abonados al Athletic le convirtieron en el fichaje más caro en la historia del City, club al que llegó hace un año), Kimpembe (PSG), Koscielny (Arsenall) o Pavard (Stuttgart).