Compartir
Facebook: por qué 2019 puede ser un año fatal para la red social

Facebook: por qué 2019 puede ser un año fatal para la red social

Buenas noticias para Facebook: por fin terminó 2018. Malas noticias: 2019 apenas acaba de empezar. Este año, tocará rendir cuentas en lugar de pedir disculpas, y las promesas sobre nuevas regulaciones se harán (potencialmente) realidad.

Pero, ¿qué significa eso exactamente? ¿Cuán severos pueden ser los castigos? Esto es lo que podría ocurrirle a Facebook en los próximos 12 meses.

Puede que reciba una enorme multa
La Comisión Irlandesa de Protección de Datos anunció en diciembre que gracias a “una serie de notificaciones de incumplimiento por parte de Facebook”, había lanzado una investigación.

Las implicaciones podrían ser enormes. De hecho, los reguladores ya están pisando nuevos terrenos, respaldados por una reglamentación feroz diseñada para combatir enérgicamente a las firmas que no mantuvieron a salvo los datos personales de sus usuarios.

“La atención se centrará en qué medidas de seguridad implementaron, qué procedimientos se pusieron en marcha”, le cuenta a la BBC Kate Colleary, directora de la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP por sus siglas en inglés).

“Y si son insuficientes, entonces es probable que haya un hallazgo administrativo (identificación de una inconsistencia)”.

En otras palabras, la decisión de la Comisión sobre si Facebook actuó mal podría tener un coste muy alto para la red social. Según el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea, implementado en mayo, una empresa puede recibir una multa de hasta el 4% de sus ingresos globales.

GDPR: ¿Por qué circulan estos días tantos emails sobre el uso de tus datos personales en internet?
En el caso de Facebook, esa suma podría superar los US$1.500 millones.

Y otra multa aún mayor
Y puede que no termine ahí. Al tiempo que se realizan las investigaciones en Irlanda, en Estados Unidos la Comisión Federal de Comercio (FCT) también está examinando la conducta de Facebook en relación a un acuerdo firmado en 2011.

En líneas generales, ese documento obligó a Facebook a prometer que obtendría un consentimiento claro y apropiado si quería recopilar y compartir datos de los usuarios.

La compañía insistió en varias ocasiones en que no ha incumplido ese llamado “decreto de consentimiento”. Aún así, la FCT quiere analizar la cuestión más de cerca.

Si encuentran que Facebook violó el acuerdo, la multa podría ser astronómica. El acuerdo demanda US$40.000 por cada día en que se violó ese decreto.

Eso podría multiplicarse por cada usuario. Solamente en Estados Unidos la red social tiene unos 80 millones, lo cual podría traducirse en una multa de unos US$3 billones.

Pero es poco probable que eso ocurra. El objetivo de la FCT no es sacar a las empresas estadounidenses del mercado, sino desalentar el mal comportamiento.

En conversación con el diario Washington Post, David Vladeck, quien fue director de la Oficina de Protección al Consumidor de la FCT, dijo que la multa podría quedarse en unos US$1.000 millones.

“La agencia querrá enviarle una señal para que sepa que se toma en serio el asunto del consentimiento”, le dijo al periódico.