Compartir
¿Es la crisis de Huawei el inicio de una “guerra fría” entre China y Estados Unidos?

¿Es la crisis de Huawei el inicio de una “guerra fría” entre China y Estados Unidos?

China y Estados Unidos, las economías más grandes del mundo, continúan su “guerra comercial” y se embarcan en una pelea sobre quién se convertirá en el próximo líder global en tecnología. Hasta hace unas semanas, el gigante tecnológico chino Huawei era la compañía de equipos de redes de telecomunicaciones más grande a nivel global, con contratos para proporcionar redes 5G (la próxima generación de internet móvil) a diversas naciones.

Ahora eso cambió en algunos de los mercados más valiosos del mundo, como Australia, Nueva Zelanda y EE.UU., luego de que Washington acusara a China de violar las sanciones a Irán y de piratear agencias gubernamentales occidentales.

De suceder, sería un duro golpe para las ambiciones de China como un jugador clave de tecnología global y, por eso, Pekín está dispuesto a defenderse.

Los consumidores chinos enojados exigen un boicot a los productos estadounidenses, comenzando con los teléfonos y tabletas de Apple, mientras que los medios de comunicación se preguntan si “los estadounidenses acaban de lanzar una guerra secreta no declarada”.

Guerra Fría 2.0
La disputa llegó a un punto crítico a principios de diciembre con el arresto por sorpresa en Canadá de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía.

Estados Unidos pide su extradición y acusa a la compañía de ser cercana a las autoridades de China y vender telecomunicaciones a Irán.

“Independientemente de las circunstancias del arresto, en China sonó una alarma por el hecho de que hay una nueva Guerra Fría contra ellos”, asegura a la BBC Graham Allison, director del Centro Belfer para la Ciencia y Asuntos Internacionales en la Escuela Kennedy de Harvard.

De acuerdo con el experto, los funcionarios chinos están interpretando los eventos recientes como una confirmación de que Estados Unidos está lanzando una confrontación mundial.

Los comentaristas de tecnología en Asia, Europa y las Américas también consideran estas tensiones como una nueva “guerra fría”, con Pekín y Washington peleando por quién será el líder tecnológico de la próxima década.

Meng niega haber cometido algún delito, pero su detención pone de relieve la creciente tensión en la disputa comercial entre ambos países.

Los frentes de batalla
Allison considera que China peleará “en todos los ámbitos, y en particular en las tecnologías más críticas”.

“El gobierno de EE.UU. está tratando seriamente de persuadir a los que están bajo el paraguas de la seguridad estadounidense para que no compren equipos de Huawei en sus redes de telecomunicaciones e internet debido al riesgo de seguridad”, agrega.

Las acusaciones de piratería y de vender equipos de telecomunicaciones a Irán podrían resultar catastróficas para los negocios de Huawei.

5 gráficos que muestran el gran crecimiento de Huawei en el mundo
Por qué la justicia de China prohibió la venta de la mayoría de modelos de iPhone en el país
Después de todo, ¿qué gobierno pondría los sistemas de telecomunicaciones de su país en manos de una compañía sospechosa de permitir que Pekín entre en la red por la puerta de atrás?

Desde 2015, Huawei ha sido la compañía de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo y ha dejado atrás a competidores como Ericsson, Nokia, ZTE y Samsung.

La empresa asegura que ha ganado 25 contratos comerciales para 5G y ha enviado más de 10.000 estaciones para esa tecnología a diferentes países, con un pronóstico de ingresos que se espera que supere los US$100.000 millones.

EE.UU. afirma que la cercanía de Huawei con las autoridades chinas les permite a estas últimas entrometerse o acceder a los sistemas de telecomunicaciones de otros países, una acusación que podría detener el avance de la compañía.

Huawei lo niega y señala que “no hay evidencia de ningún ataque importante”.