Compartir
El Valencia tantea la opción de Chicharito para reforzar la delantera

El Valencia tantea la opción de Chicharito para reforzar la delantera

Que el Valencia espera como el comer un delantero en el mercado de inverno es un secreto a voces y uno de los goleadores que se le ha metido entre ceja y ceja por su experiencia y amplio bagaje en las mejores Ligas del mundo, entre ellas la española, es Javier Hernández, Chicharito. El méxicano dejó detalles de su calidad durante su etapa en el Real Madrid, y tras su paso por la Bundesliga y la Premier vería con muy buenos ojos regresar a la LaLiga, dispuesto a asumir el protagonismo que no tiene en el West Ham con regularidad. No obstante, la operación «aún verde», según fuentes consultadas por EL MUNDO, resulta compleja porque el Valencia lo pretendería en calidad de cedido mientras el West Ham sólo contempla el traspaso. Además, Chicharito no está sólo en punto de mira del Valencia. También es objeto de deseo de clubes como el Sevilla y el Betis, que al igual que el Valencia disputan competiciones europeas y el escaparate sería igual de interesante.

La salida del internacional mexicano, máximo realizador del combinado nacional con 50 goles en su haber, no parece que resultará sencilla, al menos por el momento, ya que el West Ham quiere sacar buena tajada y contempla antes un traspaso que una cesión. Opción esta última que es la que baraja el Valencia, consciente de que no puede meterse en gastos extraordinarios como supondría un traspaso, salvo que aceptara una opción de compra obligatoria a final de curso como hizo en su día con Kondogbia. El club inglés, según los rotativos británicos, habría cifrado su venta en cerca de 20 millones de euros. Cantidad que no puede permitirse el Valencia en la actualidad para no vulnerar el ‘fair play’ financiero. Paralelamente a las negociaciones con el West Ham, el Valencia no descarta la salida de jugadores como Batshuayi y Gameiro. Ambos en la agenda de Mónaco y Roma, entre otros clubes.La opción de Chicahito está latente, pero no parece que será inminente, según las mismas fuentes porque es una operación a tres bandas y no basta sólo con la voluntad del goleador mexicano.