Compartir
El agente de Bale: “Los aficionados del Madrid deberían besarle los pies”

El agente de Bale: “Los aficionados del Madrid deberían besarle los pies”

El agente de Gareth Bale, Jonathan Barnett, ha asegurado que los aficionado del Real Madrid «deberían avergonzarse de sí mismos» por su trato al jugador galés, al que «deberían besarle los pies», al tiempo que ha advertido de que su representado «no va a irse a ninguna parte este verano».

«La forma en que los aficionados del Real Madrid están tratando a Bale es una desgracia. Francamente, deberían avergonzarse de sí mismos. En los seis años que lleva en España lo ha ganado todo. Es uno de los mejores jugadores del mundo. Esos aficionados deberían besarle los pies», acusó Barnett en declaraciones a la cadena británica Sky Sports News.

El agente explicó que «a pesar de lo que informa la prensa española», el extremo galés «está contento, habla un español razonable y no hay problemas entre él y el resto de los jugadores del Real Madrid». «Las personas que escriben estas cosas no saben nada de él», lamentó, añadiendo que la continuidad de Bale está asegurada.

El agente del jugador negó que las relaciones de Bale con el resto de la plantilla sean malas y aseguró que no tiene planes de cambiar de equipo el próximo verano. «No ha habido una sola discusión sobre la salida de Gareth de Madrid. No va a irse a ninguna parte este verano. A pesar de lo que se ha informado, él está contento, quiere quedarse en el Real Madrid y en el club le quieren», zanjó Barnett.

Las palabras del agente de Bale llegan en el que quizás sea el momento más delicado del extremo galés en los seis años que lleva en la plantilla del Madrid. Bale, que esta temporada estaba llamado a ser la principal referencia en ataque tras la salida de Cristiano Ronaldo rumbo a la Juventus, ha perdido la condición de titular indiscutible en el once de Santiago Solari en detrimento de Lucas Vázquez.

El sábado pasado, el delantero fue despedido con una sonora pitada cuando fue sustituido durante el clásico de Liga contra el Barcelona en el que el Madrid perdió por 0-1 y dijo adiós a practicamente todas las opciones de ser campeón en el torneo doméstico.